Encuentra cada semana
un consejo diferente de salud

learn more

Recuerda que la leche materna es la
mejor manera de alimentar a tu bebe

learn more

Como paciente tienes derechos,Conócelos.

learn more

Recuerda que mantener un peso adecuado te ayudará
a cuidar tu corazón

learn more

Evita consumir alimentos irritantes como
el picante, para evitar que padezcas de gastritis

learn more

Recuerda que el alcohol, café y el cigarro son
una de las primeras causas de insomnio

learn more

Recuerda que las dietas ricas en grasa aumentan
el riesgo de padecer piedras en la vesícula

learn more

Recuerda revisar por lo menos una vez a la semana
la cabeza de tus hijos, para prevenir la aparición de los Piojos

learn more

lunes, 17 de agosto de 2015

¿SABÍAS QUÉ… EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, LA COLITIS PUEDE SER CONTROLADA?



El síndrome de intestino irritable, también conocido como colitis, es un trastorno caracterizado por dolor abdominal y cambios en los hábitos intestinales. Algunas personas pasan de un cuadro de estreñimiento a uno de diarrea. Cabe mencionar que la colitis no causa inflamación ni un daño permanente en el intestino, por lo que puede ser controlada al modificar los estilos de vida de una persona.
No se sabe cuál es la causa específica de esta alteración, aunque se asocia a estrés y ansiedad. Se ha visto que es más común en mujeres que en hombres, y suele aparecer antes de los 45 años de edad. Aproximadamente del 10 al 20% de la población mexicana sufre de colitis.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor abdominal
  • Abdomen inflamado
  • Estreñimiento que se alterna con periodos de diarrea
  • Saciedad precoz al comer 
  • Gases

Medidas de prevención y control de la colitis

  • La actividad física ayuda a salirse de la rutina estresante de cada día. 
  • Mejorar los hábitos de sueño puede reducir la ansiedad.
  • Encontrar algún pasatiempo para relajarse. 
  • Evitar bebidas estimulantes como alcohol, café y refresco. 
  • Incrementar la ingesta de fibra.
  • Tomar de 4 – 8 vasos de agua al día
  • Disminuir alimentos irritantes como cítricos, lácteos y chile.
  • Disminuir el consumo de alimentos grasosos. 
  • Limitar el consumo de legumbres (frijol, lenteja)
  • Existen algunos medicamentos que mejoran los síntomas, consulte con su médico.
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/images/digestivesystem.jpg

MEJORA TUS HÁBITOS ALIMENTICIOS