Encuentra cada semana
un consejo diferente de salud

learn more

Recuerda que la leche materna es la
mejor manera de alimentar a tu bebe

learn more

Como paciente tienes derechos,Conócelos.

learn more

Recuerda que mantener un peso adecuado te ayudará
a cuidar tu corazón

learn more

Evita consumir alimentos irritantes como
el picante, para evitar que padezcas de gastritis

learn more

Recuerda que el alcohol, café y el cigarro son
una de las primeras causas de insomnio

learn more

Recuerda que las dietas ricas en grasa aumentan
el riesgo de padecer piedras en la vesícula

learn more

Recuerda revisar por lo menos una vez a la semana
la cabeza de tus hijos, para prevenir la aparición de los Piojos

learn more

lunes, 26 de octubre de 2015

¿SABÍAS QUÉ… LOS TRASTORNOS DE ALIMENTACIÓN TAMBIÉN LOS PUEDEN SUFRIR LOS HOMBRES?


Un trastorno alimenticio es una enfermedad grave caracterizada por perturbaciones en la dieta diaria, puede ser que la persona coma en exceso o que no coma lo suficiente para mantenerse saludable. Estas perturbaciones dietéticas pueden ocasionar problemas en diferentes sistemas y órganos como el corazón y los riñones, incluso causar la muerte. Según registros, la anorexia y bulimia tienen una tasa de mortalidad del 9.6%. Estos trastornos son más frecuentes en las mujeres que en lo hombres, y suelen presentarse durante la adolescencia. Así mismo, se asocian con otras enfermedades como depresión, ansiedad y abuso de drogas. Cuando se comienzan a tener conductas de alimentación anormales el problema puede prolongarse, por lo que es de vital importancia reconocerlas y actuar a tiempo.

¿Qué provoca los trastornos en la alimentación?

  • Genética
  • Familias disfuncionales
  • Rasgos de personalidad (p.e. baja autoestima)
  • Factores sociales (presión social, bullying)
  • Eventos traumáticos (abuso, violencia)

¿Cuáles son los tipos de trastornos?

A) Anorexia nerviosa: cuando la persona no come lo suficiente porque se siente gorda, llevándola a un adelgazamiento extremo, que se caracterizan por:

  • Distorsión de la imagen corporal
  • Pérdida de peso
  • Preocupación por el peso
  • Anemia
  • Piel seca y amarillenta
  • Uñas quebradizas
  • Caída del cabello
  • Pérdida de masa ósea y muscular
  • Sensación de frío 

B) Bulimia nerviosa: incluye períodos donde la persona come demasiado (atracones) a escondidas, seguido por frecuentes purgas (vómitos autoprovocados o uso abusivo de laxantes), que se caracteriza por:

  • Pérdida del esmalte dentario
  • Escoriación en dedos (utilizados para inducir el vómito)
  • Reflujo y otras alteraciones gástricas
  • Deshidratación
  • Ansiedad

C) Compulsión para comer: consiste en comer sin control pero sin purgar su cuerpo.

  • Sobrepeso u obesidad
  • Sentimiento de vergüenza y/o angustia. 

¿Qué se puede hacer?

  • Atención médica.
  • Apoyo psicológico y de grupo.
  • Asesoramiento nutricional.

Más información en: